Sección de Artículos

Infecciones urinarias en niños ¿qué hacer? ¿cuándo preocuparnos?

41316-consecuencias-para-el-nino-de-aguantar-las-ganas-de-orinar-1

INFECCIONES URINARIAS EN NIÑOS

Dr. Jimmy Borja

Médico pediatra

No son pocas las veces que acuden a mi consulta niños con infecciones urinarias repetitivas y que muchas veces son tan frecuentes que los antibióticos usuales ya no son efectivos para su tratamiento.

Primero no es normal tener infección urinaria, normal es que nos dé siempre algún resfrío, alguna diarrea, pero las infecciones urinarias no es algo que deba de ocurrir y más aun si estas se presentan a temprana edad (menos de 2 años) y peor si son recurrentes ya que  sus consecuencias pueden ser totalmente peligrosas a futuro, pudiendo en la juventud o adultez producir daño renal permanente.

Antes de los 6 meses de vida son mas frecuentes en los varones y posteriormente lo es en las niñas. Cuando se presentan antes de los 2 años suele asociarse a una anomalía de la vía urinaria, especialmente el Reflujo Vesicoureteral (RVU) que es el retorno de la orina hacia los riñones, obstrucción en la salida de la orina o vejiga neurogénica (una vejiga que no recibe inervación nerviosa por lo cual el paciente no percibe el llenado vesical y no tiene la capacidad de orinar a voluntad usualmente se presenta en niños o personas con mielomeningocele).

 

 

 

Reflujo vesicoureteral grados

 

 

Las bacterias que suelen causar infecciones urinarias son las que se encuentran en la flora fecal (heces), teniendo a la cabeza a la Escherichia coli, la cual va a ingresar a la vía urinaria por la uretra ascendiendo hasta la vejiga, otras bacterias son la Klebsiella, Proteus  y enterococos.

Una vez la vejiga se colonice, la probabilidad se establezca una infección urinaria dependerá de una serie de factores del paciente y también de la bacteria implicada.

Tipos de infecciones urinarias

Infecciones urinarias bajas

Acá tenemos la uretritis o cistitis siendo esta última la más frecuente y representativa

Cistitis: Ocurre cuando la infección queda circunscrita en la vejiga, produce dolor bajo, sensación de orinar frecuente, ardor al orinar y no se acompaña de fiebre.

Infecciones urinarias bajas

Pielonefritis: Es cuando la infección se ha instalado en el riñón, se va asociar con fiebre alta, los exámenes de laboratorio indicaran leucocitosis en el hemograma (leucocitos en sangre elevados), Proteina C reactiva, Procalcitonina y VSG incrementados (estos últimos son indicadores de infección bacteriana severa). La pielonefritis tiene un riesgo potencial de lesión renal con cicatrices que pueden llevar a futuro tener hipertensión e insuficiencia renal crónica si no es manejada a tiempo y no se evita su recurrencia.

También se tienen las bacteriurias asintomáticas, vale decir presencia significativas de bacterias en la orina en ausencia de síntomas.

Diagnóstico

La prueba definitiva para determinar infección urinaria es el urocultivo, la orina debe colectarse por chorro directo (en las veces que se pueda), punción suprapúbica o cateterismo (pruebas poca veces aceptadas por los padres, pero sin embargo las más recomendadas y precisas) y en otros casos por colección con bolsa (menos especifica y sensible ya que puede contaminarse con las bacterias del periné por lo que una buena limpieza y cambio constante de la bolsa es importante), no necesariamente debe de ser la primera muestra de la mañana ya que las urgencias no pueden esperar a esto, y las infecciones urinarias pueden ser severas y el tratamiento antibiótico  debe ser iniciado de inmediato.

El examen completo de orina tiene valor sobre todo para descartar mas no para confirmar, debemos tomar en cuenta el numero de leucocitos, la presencia de nitritos y esterasa leucocitaria, si todo esto es negativo las probabilidades de infección urinaria son mínimas (por no decir nulas), si alguno de ellos sale positivo las probabilidades incrementan, si a esto se suman uno o mas de estos indicadores entonces las probabilidades son mayores, claro esto sumado a un cuadro clínico sugerente (fiebre alta, sensación de orinar frecuente, dolor lumbar o abdominal, estado general, etc.) lo cual nos permitirá llegar a un diagnostico con precisión.

En cualquier niño (sobre todo si es mujer) que presente fiebre alta, malestar general, se le vea muy decaído y que no tenga un foco aparente de donde es la infección (es decir no tiene síntomas ni signos ni respiratorios ni digestivos ni de otra índole) SIEMPRE BUSCAR INFECCION URINARIA COMO CAUSA PROBABLE DE INFECCION.

Todas las infecciones urinarias deben de tener un urocultivo, ya que este nos podrá orientar luego en el tratamiento en caso que los antibióticos iniciados no estén siendo efectivos.

Otros estudios

Los exámenes de imágenes son importantes en todo niño con infección urinaria más aun si esta es recurrente.

La ecografía renal, debe ser hecha por manos expertas ya que en forma temprana nos puede sugerir junto con la Gammagrafia Renal la probabilidad de reflujo vesicoureteral.

Si la infección urinaria es recurrente, se inició a temprana edad, o la ecografía y/o gammagrafía son sugerentes de reflujo lo siguiente es hacer una uretrocistografia y determinar si hay o no reflujo en que grado es ya que muchas veces refujos superiores de grado III se tienen que operar.

 

 

Uretrocistografia en la que se evidencia reflujo vesicoureteral (retorno de la orina a los riñones) bilateral.

 

 

 

 

Tratamiento

El tratamiento en definitiva será con antibióticos, ¿cuáles? Dependerá si es el debut de una infección urinaria, si esta es recurrente, del resultado del urocultivo y antibiograma y del estado general del paciente, ya que si se trata de una pielonefritis en la gran mayoría de casos debe hospitalizarse para que reciba tratamiento antibiótico endovenoso.

 

Seguimiento

Los niños con infecciones urinarias deben de ser seguidos por el pediatra o el urólogo pediatra cuando esto sea necesario, debido al riesgo de recidiva y que el problema se vuelva crónico es alto con la consiguiente probabilidad de daño renal permanente a futuro.

No se trata (como muchas veces ocurre y veo pacientes con infecciones urinarias mal manejadas) que simplemente demos un antibiótico de amplio espectro y veamos al paciente hasta la próxima infección, ya que con ello agravaremos el cuadro lleguemos a un punto que la infección es multirresistente y nos quedemos sin saber ya que darle y el pequeño paciente pueda complicar su vida con una infección severa que lo lleve a shock séptico o en el futuro requerir trasplante renal.

Otro aspecto también importante a tomar en cuenta es resolver el estreñimiento ya que se ha visto que los niños con estos problemas pueden también sufrir de infección urinaria recurrente y resolviendo la constipación la infección urinaria también desaparece.

Estos niños con infección urinaria recurrente y/o reflujo vesicoureteral demostrado, deben de recibir quimioprofilaxis que es la toma diaria de un antibiótico por varias semanas hasta meses para de esta forma evitar las recidivas y daño renal permanente en el futuro.

 

Calificar post:
CRECIMIENTO EN LA ADOLESCENCIA Y TALLA FINAL
PIE PLANO Y EL AUN USO INDEBIDO DEL ZAPATO ORTOPED...

Artículos Relacionados

 

2021 © Jimmy Borja Mi Pediatra. Derechos reservados.